CORONAVIRUS Y MI PERRO

El virus, nos va a marcar nuestras vidas. Ya hemos cambiado nuestras costumbres y hábitos, al igual que el de nuestros peludos, debemos permanecer encerrados en casa, aislados y seguir las recomendaciones. POR TI, POR MI, POR TODOS.

También les afecta a nuestros compis, ahora estamos todo el día con ellos, no salimos como antes, el estrés y ansiedad también les afecta. Por eso debemos estar unidos y seguir los protocolos y recomendaciones:

 

Normas que tememos que seguir.:

 

Paseos:

  • NADA DE PARQUES, NI REUNIONES CON OTROS COMPIS NI CON PERSONAS.
  • Paseos cortos y siguiendo el protocolo, no alejarnos más de 200 metros de casa, llevar la documentación que acredite que el compi, es nuestro, nos pueden exigir la documentación y multar, ES POR NUESTRA SALUD, pregúntate: – si yo enfermo, ¿Quién cuidara a mi compi?
  • Si vemos que hay otro compi, daremos media vuelta, evitando el contacto.
  • No estar cada media hora en la calle, por mucho que a nosotros nos estrese estar en casa encerrados, hay que pensar que cuando esto pase, volver a la rutina, es sacarlos tres veces al día, dejarlos solos en casa…. y esta situación después puede traer consecuencias, como ansiedades, stress…
  • Durante el corto paseo, les dejaremos que huelan, a su ritmo, esto les ayudara a no estresarse tanto.
  • Llevar premios.

Higiene:

  • Llevar la bolsa para recoger la caca y botella con agua y jabón, agua y vinagre. Como siempre. Mucha higiene.
  • Antes de bajar, yo dejo preparado el kit de limpieza: toallitas húmedas o un trapo mojado con agua y jabón, que no estén perfumadas, una toalla seca, por si sube mojado y su peine o cepillo. Nada de AMONIACOS, NI LEJIAS, ni cosas parecidas. Queman la piel y son toxicas.
  • Si tenemos más de un compi, cada uno su kit individual, meterlo en bolsas individuales, por higiene y orden.
  • Si tenemos botas de agua, también se pueden usar para estos días.
  • Cuando me comentan: – “A MI PERRO ES IMPOSIBLE LIMPIARLO, ME GRUÑE Y MUERDE”, esto es porque no ha tenido una buena socialización, o fue una experiencia traumática, estas situaciones se pueden y deben cambiar, con muchos peludos lo hemos conseguido. Es cuestión de paciencia y asesoramiento profesional.

Vamos aprovechar estos días para hacer cosas nuevas por ellos

y por nosotros.

 

  • Para estos casos, al llegar no soltar la correa, enseñarle y dejarle que huela todo, el kit de limpieza, coger una toallita e ir acercándosela poco a poco, ofrecerle un premio o chuche, e ir pasándosela despacio por su cuerpo. Con paciencia, sin gritos, con suavidad, se convertirá en rutina y al llegar a casa se sentará, quedándose quieto para ser limpiado y cepillado.
  • Con el cepillado eliminaremos el exceso de pelo y esto evitara que tengamos tanto en casa.
  • Limpiar bien las patas, entre los dedos, el pecho, el vientre, la cola. la correa.
  • Se puede usar un bozal. Pero siempre con supervisión profesional.
  • Y después nuestra higiene, lavarnos bien las manos.
  • Dejar la ropa aparte para usarla solo en la calle, al llegar a casa cambiarla.

 

Las flechas indican las zonas de limpieza:

 

Consejo ofrecido por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *