La recogimos de la calle un día lluvioso y frío, estaba temblando y empapada